jueves, 7 de julio de 2011

tiburon blanco y su reacción



En un estudio publicado en 1985 en el cual se buscaba explicar la alta frecuencia de ataques de tiburón blanco a surfistas en California, J. E McCosker presento la siguiente teoría: la silueta de una persona sobre su tabla de surf es muy similar a la imagen de un lobo marino. Cabe recordar que este mamífero es el principal alimento en la dieta del Carcharodon Carcharias en California.
En 1988, investigadores de la universidad de California (1) decidieron utilizar señuelos para atraer a los tiburones a la superficie en lugar de administrar sebos, ya que con sangre en el agua, muerden todo los que tienen a su alcance (algo que no refleja las condiciones naturales que se querían reproducir en el experimento). Los tiburones blancos se caracterizan por atacar no solo lobos marinos sino también a otros mamíferos marinos, peces, botes, kayaks, redes de pesca, algunas aves y personas. En contraste también se pudo observar que algunos objetos inanimados nunca fueron atacados mientras los lobos marinos estaban a su disposición.
Materiales y métodos
En el estudio, realizado en las Islas Farallón en California, se utilizaron diferente señuelos : tablas de surf, trajes de neopreno y juguetes de plástico inflables.
Los resultados fueron categorizados en 2 grupos: investigación y ataques.
El comportamiento de INVESTIGACIÓN se caracterizo por: nadar en círculos o pasar cerca de la presa y embestirla suavemente.
El comportamiento de ATAQUE se caracterizo por: la rapidez, agresividad y vigor de su ataque al señuelo a menudo saltado fuera del agua para capturar a su presa
Resultados y conclusiones
Sobre un total de 85 episodios, los tiburones atacaron los señuelos en 23 oportunidades (27%) mientras que el resto (62) fueron comportamientos de investigación. De todos los señuelos utilizados la menos efectiva (recibió el menor numero de ataques) fue una tabla de surf verde de 2,20mts, mientras que los mas atractivos resultaron ser un traje de neopreno negro y una tabla de surf marrón y gris de 2,10 mts.
Es necesario aclarar que los señuelos utilizados eran de plástico y por lo tanto no olían, no emitían vibraciones eléctricas ni producían movimientos en el agua (el habitual chapoteo), por lo que los tiburones solo podían utilizar su sentido de la vista para identificarlos.
En algunas ocasiones los tiburones atacaron una colchoneta hinchable de color amarillo, obviamente esta no tiene ninguna similitud con la silueta de un lobo marino. Una posible explicación a este hecho, es que las aguas que rodean las islas están relativamente limpias (sin algas) en esta época del año y por lo tanto todo lo que los tiburones ven puede ser considerado un lobo marino.
Las observaciones demuestran que los tiburones blancos, no atacaron objetivos ni muy pequeños ni muy grandes. El tamaño buscado siempre fue similar al de un lobo marino (entre 1 y 3 metros) por lo tanto se deduce la importancia del sentido de la vista para discriminar los objetivos en su estrategia de predación.
Información sacada de la reserva.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada